La Fibra Soluble e Insoluble y el pan de fibra verde

Pan con fibra alimentaria

Existen dos tipos de fibra en los alimentos, y ambos influyen en nuestra digestión: la fibra soluble y la fibra insoluble. Estos dos tipos de fibra alimentaria o dietética, en su mayor parte, no son afectados por la digestión. Sólo somos capaces de metabolizar una parte pequeña de la fibra alimenticia, por lo que la mayor parte pasa por el sistema digestivo y el tracto intestinal hasta hacer parte de las heces finalmente.

La fibra soluble alimenticia

La fibra soluble, como su nombre indica, es la fibra alimentaria que atrae el agua y por ello se convierte en gel durante la digestión. Diversos estudios consideran que esta fibra puede ayudar a reducir los niveles de glucosa que se absorben y por lo tanto finalmente en sangre, ayudando a reducir el colesterol. Por eso el pan de fibra verde Laxapan incorpora avena entre uno de sus principales ingredientes, en la cual reside una gran cantidad de fibra soluble.

La fibra insoluble alimenticia

La fibra insoluble lo que hace es aumentar el tamaño del “bolo digestivo”. Es decir, aumenta el volumen de lo que nuestro sistema digestivo tiene que procesar, por lo que de forma indirecta estimula el tránsito intestinal. Por eso se considera que la fibra insoluble puede ser un buen remedio para el estreñimiento. Por ejemplo un estudio de 2017 de la revista española Enfermería Intensiva concluyó que si se añadía fibra alimenticia en la dieta de pacientes de hospital, por un lado mejoraba y por otro prevenía el estreñimiento.

En España, debido a los cambios alimenticios de las últimas décadas, el consumo diario medio de fibra alimentaria se encuentra entre los 17 y los 21 gramos/día. La Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja que el consumo de fibra alimenticia para un adulto diaria esté entre los 25 y los 30 grs./diarios. Por eso es muy recomendable que se aumente la ingesta diaria de fibra a través de verduras, frutas y cereales.

Cómo tomar más fibra

El pan de fibra verde Laxapan por eso incluye tanto cereales (avena y trigo) como verduras (espinaca y semillas de linaza). Una de las formas más sencillas y agradables de incorporar fibra soluble e insoluble a la dieta es hacerlo en el desayuno (con un panecillo), la media mañana (como tentempié) y en la hora de la merienda (con un sencillo bocadillito): cuando se incorpora la fibra alimenticia del pan de fibra verde a la dieta de forma regular, los beneficios se consolidan con más facilidad y eficacia, especialmente en lo relativo al estreñimiento.

Ahora ya puedes comprar el pan prebiótico enriquecido con fibra verde, en la tienda online de Laxapan 

Deja una Respuesta

Tu dirección de email no será publicada