¿Sabes cómo conservar el pan, en esta época de verano? Parte 2

Ya sabemos que según va perdiendo humedad, el pan suele ir poniéndose duro. En la primera parte le comentamos cuál era el secreto para mantener el pan en condiciones óptimas y les dimos una serie de trucos y recomendaciones, para ello que continuamos en este artículo:

5.- El almacenamiento del pan:

Lo mejor para almacenar el pan en casa, es una bolsa de tela, es el mejor sitio donde meter lo ha sobrado de pan junto con las bolsas de papel y las cajas de madera (las tradicionales paneras), ya que estos materiales, permiten que el pan respire y conserve su humedad en el interior, en lugar de que ésta pase, de la miga a la corteza. Las bolsas de plástico, por el contrario, favorecen la aparición de moho y reblandece el pan en exceso.

Un truco interesante, es meter dentro de la bolsa una ama de apio o un trozo de patata, para conservar y rehidratar la textura crujiente del pan.

Cuando ya el pan esta dentro de la bolsa adecuada, lo mejor es guardarlo en un lugar fresco, seco y a una temperatura ambiente, siempre alejado del sol.

El conocido pan de molde se puede almacenar o guardar en su respectiva bolsa, en la nevera. Allí aguantará en perfecto estado mucho más tiempo de la fecha de caducidad. También tapar el pan, con un paño de cocina limpio es una buena opción, para mantenerlo mejor al aire libre.

Existen expertos, que comentan que el pan artesanal se puede dejar al aire libre, sin rebanar y sobre una tabla, con la parte cortada boca abajo. Aunque, la rapidez con la que se seque dependerá de la temperatura ambiente.

6.- ¿Congelar el pan?

La opción más duradera es la de congelar el pan que ha sobrado. El pan es un producto que soporta muy bien la congelación, siempre y cuando se haga en una bolsa de plástico cerrada herméticamente o en papel de aluminio, entero o en troceado. Dependerá de las futuras necesidades de cada persona, ya que una vez descongelado, no se podrá volver a congelar.

Si se va a congelar pan de diferentes fechas o días, una de las mejores recomendaciones, es ponerle la fecha en la bolsa o una nota sobre el papel aluminio para ir consumiendo antes el primero que se congeló.

Para descongelar el pan, la mejor opción es dejarlo al aire libre, porque no tardará mucho en recuperar la temperatura. En la medida de lo posible, lo mejor es evitar el microondas, pero si corre mucha prisa, se puede meter unos segundos envuelto en papel de cocina y luego dejarlo reposar antes de retirar el papel.

Si se olvidan estos consejos… ¿Qué se puede hacer para recuperar la frescura del pan, después que ha quedado duro? Se puede humedecer ligeramente la corteza y hornearlo unos minutos a 70ºC o tostarlo en rebanadas y utilizarlas como biscotes.

Deja una Respuesta

Tu dirección de email no será publicada