¿Sabes cómo conservar el pan, en esta época de verano? Parte 1

Actualmente es posible mantener el pan fresco y evitar como en los viejos tiempos que se ponga duro de un día para otro. A pesar de que el pan tardar varios días en ponerse “malo”, es difícil comérselo cuando está en su etapa “dura”.

El secreto para mantener un pan en su estado más optimo es mantener el grado de humedad. A continuación, en esta y en la próxima publicación, ofrecemos una serie de trucos y recomendaciones que pueden servir para disfrutar del pan por más días:

1.- Saber elegir un buen pan, de calidad:

Un pan elaborado con algún tipo de grasa, mantequilla o aceite, suelen durar más tiempo frescos y esponjosos. Por eso al comprar la barra de pan más económica suele suponer la opción más cara, debido a que posiblemente no tiene los ingredientes adecuados y las dosis necesarias.

2.- La importancia de dejar enfriar el pan:

Cuando se compra un pan recién hecho y éste aun esta caliente, debemos dejarlo al aire libre hasta que se enfríe completamente. Si se mete en una bolsa, el calor lo va a humedecer y se quedará correoso.

3.- Al momento de servir el pan:

La mejor opción, siempre es ir cortando las rebanadas de pan mientras se vaya consumiendo o según vaya haciendo falta. ¿Por qué? Porque así, el pan que sobre no se secará tan rápido. En cambio, cortado en rebanadas y almacenado de esa manera, se secará en un tiempo más corto y durará menos.

4.- En cuanto al tamaño del pan:

Los panes de hogaza suelen tener, una capa más gruesa de corteza que protege la miga durante más tiempo. Cuanto mayor sea la superficie de la corteza, se secará más rápidamente, como pasa con las barras. Los panes de hogaza tienen una corteza más gruesa, pero en menor superficie y por eso suelen durar más tiempo.

Deja una Respuesta

Tu dirección de email no será publicada