La harina integral

La harina Integral es una harina molida no refinada, ya que contiene la piel y la vaina del cereal. En el mercado hay distintos tipos harina integral: de centeno, salvado, avena, espelta, trigo, arroz, entre otras. Actualmente, es fácil encontrar cualquiera de estas variedades, ya que hay una tendencia hacia la alimentación sana y equilibrada.

La harina integral es más digestiva, ya que contiene mayor porcentaje de fibra, que la harina convencional. También contiene más vitamina B y minerales, proporcionando así mayor calidad a los alimentos que se derivan de ella.

La harina integral ayuda en el metabolismo de los huesos y en la coagulación de la sangre gracias a su contenido en vitamina K. Los hidratos de carbono que contiene son de un mayor poder nutricional, que la de la harina blanca.

La harina integral mejora el sistema circulatorio y el corazón, gracias a que es un alimento bajo en colesterol. También pueden tomarlo las personas con problemas de ácido úrico, gracias a su bajo contenido en purinas.

 

Deja una Respuesta

Tu dirección de email no será publicada