La harina leudante

La harina leudante procede de Inglaterra, fue inventada y patentada, por un panadero de un pueblo de allí, llamado Henry Jones, en 1845.

La harina leudante se trata de una formula sencilla, que contiene levadura química, harina y sal. La levadura química que contiene, se trata de un polvo de hornear con agentes de fermentación que ayudan a levar la masa que se prepara.

El efecto homogéneo que se produce cuando se procede a la cocción, es gracias a la mezcla obtenida del agente leudante y la harina. Se consigue una masa manejable, totalmente fusionada, que facilita la preparación de la repostería y panes.

Los agentes leudantes son también llamados agentes gasificantes, tienen como objetivo crear gas, con la intención de aumentar el volumen de la masa que va a ser horneada, a la vez que proporciona que ésta sea esponjosa.

A la harina leudante no hay que añadirle levadura, aunque se le puede añadirle otra clase de alimentos como mantequilla, leche, huevo, azúcar u otro al gusto. En el mercado venden distintas opciones de harina leudante, que resultan mucho más prácticas y rápidas de preparar. Aunque, no llevan solo la fórmula original, ya que se les suelen añadir blanqueantes, espesantes, estabilizadores del sabor, entre otros.

La harina leudante es una harina que contiene un bajo índice de proteína, éste será uno de los aspectos más importantes en cuanto a su calidad, dependiendo de la marca que se venda en el mercado, llevará más o menos proteína y estará indicado para distintas preparaciones, ya sean, para preparar bizcochos, panes rápidos, galletas, entre otros.

Deja una Respuesta

Tu dirección de email no será publicada