Harina de avena

La harina de avena procede de Europa siendo los mayores productores de este cereal Canadá, Rusia y EE.UU. Contiene uno de los cereales más nutritivos y saludables que aporta una gran variedad de nutrientes beneficiosos para la correcta salud del organismo.

Este cereal, es la avena y puede ser introducido a la perfección en la dieta de personas diabéticas, ya que la absorción de sus hidratos de carbono es realmente lenta, ayudando con ello, a mantener un mejor control de los niveles de azúcar en la sangre.

La preparación de la harina de avena casera es relativamente fácil, se combina la avena integral molida y el líquido de referencia que puede ser agua o leche, en partes equilibradas, dependiendo del espesor y textura que se quiera darle. Se cocina en un recipiente a fuego medio, el tiempo necesario hasta que quede la consistencia que se busca.

Con la harina de avena se pueden elaborar panes, teniendo en cuenta que esta harina debe ir mezclada con otras que contengan algo de gluten pues de lo contrario no subiría ni quedaría esponjoso.  También se preparan sopas y cremas de suave y agradable sabor. Es ideal para preparar bizcochos o galletas, ya que, al no subir demasiado, suelen quedar crujientes y muy sabrosas.

La avena, es de una increíble ayuda, cuando se toma diariamente, tanto en forma de cereal, como en cualquier variación realizada con harina de avena, ayudando a mantener el funcionamiento adecuado del cerebro.

También cuando se trata de ayudar en problemas relacionados con el sistema nervioso: estrés, insomnio, nerviosismo y ansiedad. Su aporte en fibra soluble, además de retrasar la digestión del almidón que contienen otros alimentos, ayuda a acelerar el tránsito intestinal estimulando sus movimientos peristálticos. Activa el crecimiento de bacterias saludables, para el intestino, ya que contiene un efecto prebiótico.

La avena resulta ser uno de los principales cereales más recomendados para mantener las arterias y el organismo en general. Contiene ácido linoleico y grasas insaturadas beneficiosas para la salud. Se aconseja tomar avena durante los meses de embarazo y la lactancia gracias a su gran aporte de fósforo, hierro, proteínas, minerales, vitamina B, K, que beneficia la correcta coagulación de la sangre y la metabolización idónea de los huesos. Todo ello, contribuye a restablecer el organismo en períodos de convalecencia, incluso después de operaciones quirúrgicas.

Deja una Respuesta

Tu dirección de email no será publicada